jueves, 8 de septiembre de 2011

7 Posiciones Selectas del Kamasutra Gay

       La élite se caracteriza desde siempre por su cualidad jocosa para acercarse a temas que pueden resultar un tanto incómodos de hablar. En esta oportunidad, tenemos el gusto de presentarles una lista selecta de las mejores posiciones (sin rayar en lo extremo) del kamasutra gay. Se tomaran en cuenta aspectos como el contacto visual y corporal, las distintas maneras de estimular el punto G, la flexibilidad y la comodidad al momento del acto sexual y finalmente la movilidad, el ritmo, la pasión, la cosa, requeridos para las mismas. De acuerdo a los gustos de cada persona, y el orden de prioridad con respecto a lo que quiera experimentar y sentir, uno tiende a preferir cierta postura a otra para el mejor disfrute, y para despertar eso que se conoce como el "upa calor". Antes que todo (y nuevamente) si no saben, métanse ahí en google para que sepan quién es el activo y quién el pasivo en las relaciones gay. No tiene nada que ver con economía. Sin más que agregar, les dejamos el conteo de, bajo nuestra perspectiva, las mejores y más accesibles posiciones del kamasutra gay:

    1. El 'Elefante': esta posición se caracteriza por brindar comodidad y contacto directo pecho-espalda entre la pareja. El pasivo se acuesta boca abajo, piernas juntas, lo que hace que sea más placentera la penetración para el activo gracias a la fricción y la estreches que se proporciona. El control de la movilidad cae en su totalidad sobre el activo. Así que, si no tienes buena movilidad, te cansas rápido o eres débil de piernas, mejor intenta alguna otra.

    2. El Misionero: El pasivo yace acostado boca arriba, reposando las piernas en los hombros del activo o abrazando la cintura del mismo con ellas. Para que el contacto corporal mutuo sea mejor, hace falta buena flexibilidad por parte del pasivo, porque, estemos claros, si no eres flexible y tienes las piernas encaramadas en los hombros del otro, ni un besito se van a poder dar. Si eres amante del contacto visual, esta es la posición más indicada. Aunque a simple vista la movilidad recae sobre el activo, el pasivo puede tomar las riendas de la situación rodeando a su compañero por la cintura con las piernas y aplicando fuerza o aflojando dependiendo de lo que le plazca en el momento.

    3. La Silla: Comúnmente el activo se encuentra sentado en el borde de la cama (aunque también se admite el asiento trasero del carro, algún sofá, o las escaleras de algún edificio y, ¿por qué no? las de emergencia en alguna locación pública), el pasivo se coloca sentado encima de él, dándole la espalda, y debido a esto el contacto de todo tipo se reduce de forma significativa, lo que se traduce en una postura un tanto impersonal. El ritmo y la movilidad pueden estar a cargo tanto del activo como del pasivo. No obstante, el mayor desempeño recae en las piernas del pasivo. Se nota un incremento en la fricción y la profundidad del coito es mayor, así que es una posición win/win para ambos.

    4. El Vaquero: El activo se encuentra acostado boca arriba, y el pasivo sentado sobre él. El contacto visual en esta posición se vuelve un elemento determnante. Al contrario de muchas otras posiciones, la movilidad recae exclusivamete en el pasivo. Si (como pasivo) buscas divertirte un poco, intenta intensificar el deseo de tu pareja tardándote un poco en volver a introducir su miembro cuando "se salga". Adicionalmente, esta posición permite la estimulación y el roce total con el punto G.

    5. Doggy Stile (En Cuatro): Esta es una posición básica ya que asegura una fácil penetración. El ritmo y la movilidad se encuentran en una relación 70% el activo y 30% el pasivo. No obstante, el contacto pecho-espalda se presta mucho para los que les gusta rasguñar, halar el cabello, besar/morder las orejas y el cuello. Es también importante acotar que no siempre se tiene que estar literalmente "en cuatro" pues fácilmente el activo puede, digamos, enderezar al pasivo, para aumentar el contacto entre los mismos (y para que puedan besarse, Dios).

    6. De pie: Esta postura requiere una química y comunicación óptima de la pareja, puesto que presenta cierta dificultad a la hora de la penetración. La variedad de ritmo es mucho más amplia. Se recomienda, a los que busquen diversión, adicionar algo de música movida (háganme caso).

    7. Cargado: No es para los poco experimentados, pues requiere cargapapismo (fuerza) por parte del activo y una superba flexibilidad por parte del pasivo. Sin embargo, es una de las que genera una de las penetraciones más profundas, sin mencionar que es una de las más entretenidas. Ahora bien, tampoco es para estarla haciendo por lapsos largos. Con un ratico basta.

        Así finalizamos nuestro conteo de posiciones del kamasutra gay. Recuerden, es importante la estimulación y el "foreplay" previo a la penetración. Sean creativos. No se le agregaron fotos a cada una porque esto tampoco es una página porno. Esperamos lo hayan encontrado... explicativo, sin dejar atrás lo entretenido.
NOTA: Este post fue realizado en conjunto por Joey y Ness.

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. aaaa deberia aber mas

    ResponderEliminar
  3. Buenísimo, pero esas ya las practicamos todas. Debería haber más. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Se notan buenos pero un par de imágenes llamarían más la Atención !!

    ResponderEliminar